8 escenas Made in Tarantino

Mañana llega los cines la octava película de Quentin Tarantino, Los 8 Odiosos. Una película que casualmente coincide en número con nuestra web y nuestros habituales reportajes, por lo que queríamos dedicar el de hoy a su director. Un gran cineasta que ha dado grandes escenas a Hollywood con su humor negro y conversaciones, que nos enganchan a la pantalla a la vez que sacan ácidas sonrisas. A continuación recopilamos 8 de las mejores escenas de este director, algo que ha sido complicado, y por ello os recomendamos que veáis las películas enteras para disfrutar más aún.

Reservoir Dogs: Like a Virgin y las propinas

La primera escena de la era Tarantino. Esta fue su primera película y el primer diálogo comienza con el debate sobre una canción de Madona para terminar cuestionando el sistema de dejar propinas en Estados Unidos, sobran las palabras, juzgad vosotros mismos:

Pulp Fiction: Ezequiel 25:17

Se podría considerar que esta película es la obra cumbre de este director. Esta es una de las muchas escenas que dejó la película, con una de las interpretaciones más recordadas de Samuel L Jackson que no debe dejar de ver ningún aficionado al séptimo arte:

Pulp Fiction: Escena coche

Aunque sabemos que hay más películas que quedan fuera de esta lista, queríamos repetir, ya que como dijimos antes es la mejor y de la que es más complicado descartar escenas. Algunas han pasado incluso a la historia del baile, como la escena de Travolta bailando junto a Uma Thurman. Sin embargo, esta que os mostramos a continuación rodada desde el interior del coche es otra de nuestras favoritas:

Kill Bill: La Novia Vs. Los 88 Maniacos

No solo se rige su cine por los diálogos de las películas. Y la escena que os mostramos a continuación es claro ejemplo de ello. Sangre y violencia es otro de los platos que suele acostumbrar Tarantino a servir a sus espectadores, un menú que suele ser catado y esperado por todos sus incondicionales:

Four Rooms: El juego de Tarantino

Aunque esta película es dirigida por varios directores, su tramo final es realizado por Tarantino. Y como viene siendo habitual, nos deja un momento para el recuerdo en el que él mismo participa. Posiblemente de las escenas mencionadas, es la que pasa más desapercibida por el público generalista, pero que no debía faltar en este artículo:

Malditos Bastardos: Refugiados

El inicio de esta película nos desvelaba la gran dureza que se iba a vivir en la cinta, y nos mostraba un actor ya incondicional en las siguiente obras del director. Christoph Waltz entraba así en Hollywood pisando muy fuerte llegando incluso a lograr el Oscar (ya acumula dos en su haber con Tarantino como director):

Desperado: Chiste de bar

De nuevo no se trata de una película realizada por él, si no por un gran amigo de Quentin con el cual ha participado en más de una ocasión, hablamos por supuesto de Robert Rodriguez. En este caso, se nota que la escena es suya ya que aparece el propio director como en muchas de sus películas, y cuenta un chiste muy en la línea de los diálogos de sus cintas:

Django: Los sacos

Su última película hasta la fecha (al menos hasta la nueva realizada) nos dejó algo diferente al tratarse de un Western (algo que le ha llevado a repetir con Los 8 Odiosos). Son varias las escenas que podríamos seleccionar, pero sin duda la más humorística de todas, con cierto aire a los Monty Phyton, es esta:

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.