El rol y los dragones vuelven a las consolas

ficha valiant

Los fans del género RPG están de enhorabuena con la llegada este año de Dragon Age: Inquisition, tercera entrega de la saga que nos presenta el hasta la fecha mejor juego de rol para las consolas de nueva generación. Por tanto si eres jugador habitual de la saga es hora de volver a enfundarte tu armadura mientras que si nunca lo has hecho, no te preocupes, ya que no se trata de una continuación directa de las otras dos entregas en cuanto a su trama.

Nada más comenzar pasamos a diseñar nuestro personaje, algo que en sendos títulos anteriores no era posible y que en esta ocasión si lo es, con un amplio abanico de opciones. Una vez creado veremos como escapamos de nuestros perseguidores a través de un portal que abrimos con unos extraños poderes que salen de nuestra mano. Pese a que no sabemos como llegamos allí, ni que nos ha dado ese poder, pronto veremos que somos la única salvación para la humanidad. Esto se debe a que el velo que une nuestro mundo con el de los demonios ha sido desgarrado y el único que puede cerrar las grietas es nuestro personaje.

Es por ello que tras el prólogo de la historia veremos como se funda la Inquisición que da nombre al título, un grupo que se encargará de reclutar las fuerzas necesarias contra los demonios, ayudar a la gente que sufre sus ataques y como ya decimos cerrar las grietas y librar al mundo del mal. Como es lógico, veremos que en su inicio dicha organización no cuenta con apoyo, y de aquí es donde entra en juego una de las tramas principales del juego, ya que deberemos recorrer el mundo en busca de que las diferentes regiones se pongan de nuestro lado mientras que otras se enemistan con nosotros.

dragon-age-inquisition-1

Y es que si por algo destacan los títulos de Bioware es por la posibilidad de decisión, las cuales serán claves para establecer relaciones con otras personas y granjearnos colaboradores a nuestra causa. Los caminos a seguir van desde las clásicas conversaciones en las que decidimos que hacer o que decir, salvar o sacrificar a otros personajes. Precisamente nuestras elecciones pueden desembocar en que uno de nuestro acompañantes acabe por abandonarnos por estar en desacuerdo con nuestra manera de ver las cosas.

Como cualquier juego de rol además de las misiones principales este cuenta con la posibilidad de explorar un basto mapeado que nos invitará a perdernos en él y realizar sus casi infinitas tareas secundarias que podremos encontrar alargando en gran medida la vida del juego. Para que os hagáis una idea si vamos al grano nos llevara unas 70 horas, pudiendo llegar a las casi 150 si nos dedicamos a realizar todos los objetivos secundarios del mismo.

dragon-age-inquisition-2

En este mundo de Thedas encontraremos todo tipo de paisajes, algo habituales dentro del género, como son bosques, selvas, desiertos o tierras nevadas. Nuestro deber es expandir nuestra orden por todos estos lugares por lo que los recorreremos al a vez que nos maravillamos con sus diseños. Una vez avanzada la trama adquiremos para la causa un lugar en ruinas llamado Feudo Celestial, que será clave para el devenir de nuestra organización.

Dicho Feudo irá mejorando según consigamos más apoyos y lo podremos personalizar a nuestro gusto, siendo éste el lugar donde emitiremos juicios contra presos que podremos liberar, exiliarlos o condenarlos a una dura muerte. Con ello comenzaremos a sentir el poder y la situación privilegiada en la que poco a poco nos iremos encontrando con el número de fieles aumentando según transcurre el juego.

Por otro lado nos encontramos con la Mesa de Guerra, lugar donde se aporta un toque aun más estratégico al título y donde decidiremos a donde enviar soldados para realizar misiones o reconstruir zonas manejando así nuestra influencia en las diferentes regiones y demostrando que sabemos gobernar. Sin duda una parte distinta y novedosa dentro de la saga.

dragon-age-inquisition-3

A la hora de ponernos espadas a la obra los controles son sencillos en su versión de consola (la cual hemos analizado en PS4) ya que los diferentes botones será empleados para ejecutar ataques especiales y el gatillo R2 será el necesario para impartir mandobles a diestro y siniestro muy al estilo de un juego de acción. Por otra parte no solo controlaremos al personaje protagonista, si no que podremos ir alternando entre nuestros otros 3 acompañantes cada uno con sus propias habilidades que deberemos recordar revisar cuando subamos de nivel así como sus respectivos equipamientos.

Pero sin duda uno de los elementos jugables más interesantes es la posibilidad de parar el tiempo y vivirlo desde una cámara cenital controlando que hace cada personaje. Algo que se recupera de la primera entrega de la saga y que se realiza de manera sencilla con solo tocar el panel táctil de nuestro mano.

dragon-age-inquisition-4

Respecto a su apartado gráfico nos encontramos ante un aspecto sobresaliente no solo por su potencia con el motor Frostbite 2 si no por sus extensos escenarios y variedad de los mismos anteriormente mencionados. El sonido por su parte cuenta con un gran trabajo de doblaje (en inglés) y con una banda sonora a la altura de un RPG de estas características que proporcionan los instantes épicos en el momento adecuado.

Por tanto estamos ante un gran juego de rol, el mejor hasta la fecha para las consolas de nueva generación y el mejor de la saga Dragon Age a nuestro parecer. Si eres fan del género podemos asegurarte que no te defraudará y te mantendrá durante bastante tiempo pegado al mando, un muy buen juego del género para esperar estos meses de mono para muchos hasta el lanzamiento de The Witcher 3.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.