Mario colorea el catálogo de Nintendo

ficha-paper-mario-colour

Mario tiene diferentes vertientes en los que a sus juegos de refiere: desde juegos de plataformas hasta otros de rol como el que nos ocupa. La saga Paper Mario ha sido sinónimo de éxito desde sus primeras entregas, y muestra de ello es que la que nos ocupa, Colour Splash, se convierte en uno de los juegos más esperados de Nintendo en este último tramo de año, con permiso de los nuevos Pokémon.

Su historia nos sitúa en un momento en el que Mario, Peach y Toad reciben una carta procedente de una isla pidiendo ayuda, no tardando en plantarse en el lugar. Allí no tardan en descubrir que la isla y sus habitantes han sido despojados de sus colores. ¿Quién anda detrás de todo esto? Por supuesto que el villano por antonomasia del fontanero, Bowser, el cual se encuentra en un estado incoloro como apreciaréis algo avanzado el juego. Sus secuaces se han encargado de ir absorbiendo con pajita los colores de todo aquello que pillan, y robando las diferentes estrellas de color que servían para la fuente centra de esta isla.

Como habéis podido imaginar, nuestra misión será una vez más rescatar a la princesa y restablecer los colores del lugar, con un Mario hecho de papel. Sí, habéis oído bien, y es que esto de ser de papel es una de las características típicas de las que suele hacer honor la saga. En el juego de nos muestran personajes de dibujos que parecen realmente hechos a mano, al igual que los escenarios con objetos pendiendo de hilos. Una manera de mezcla ficción y realidad, que le da un toque bastante bueno al juego, convirtiéndolo no solo en un gran título para jugar, si no también en un deleite visual.

paper-mario-colour-1

Para combatir contra estos ladrones de color contaremos con un martillo como arma, el cual será otorgado de poderes que nos permitirán obtener colores y volver a pintar objetos a golpe de martillazos. Todo ello gracias a la ayuda de un nuevo personaje que aparece en nuestra aventura, Baldo, una lata de pintura que nos acompañará todo el rato dando consejos y haciendo uso de sus poderes. Puestos mandos a la obra, o mando en este caso, ya que se juega con la tablet de la Wii U; su jugabilidad tiene diversos apartados a comentar, siguiendo el clásico modo de juego de los de rol, con combates por turnos y enemigos aleatorios que iremos encontrando. Sin embargo, todo ello dentro de una serie de peculiaridades que pasamos a comentar.

Una vez iniciado el combate necesitaremos una serie de cartas que iremos obteniendo, o bien de nuestros enemigos o siendo compradas en la tienda. Éstas servirán para realizar un tipo de ataque en función de la que elijamos. Para ello, deberemos seleccionar la carta o cartas en la pantalla de nuestro pad, y seguidamente darle color (las cartas sin color son bastante poco efectivas). Una vez coloreadas, podremos lanzar el ataque, deslizando dicha carta o cartas con el dedo en dirección a la pantalla y viendo como comienza la acción. A su vez en pantalla, deberemos pulsar el botón A en el momento preciso, para darle más fuerza a nuestro golpe, o en el caso de los saltos, poder volver a saltar en varias ocasiones sobre un enemigo. Sin duda una original forma de jugar, sobre todo por el uso de la tableta-mando y de las cartas.

paper-mario-colour-2

Pero la jugabilidad no solo queda en los combates, también habrá tiempo para la exploración, pudiendo encontrar objetos ocultos o caminos que se irán desbloqueando según logremos diferentes requisitos, teniendo que volver a sitios antes visitados para poder seguir avanzando. No solo eso, si no que como decimos, nos encontramos en un mundo de papel, y como tal podremos usar uno de los poderes de Baldo, el recorte. Con dicho poder, podremos buscar escenarios con diversos niveles de altura o profundidad, los cuales al recortar en nuestro gamepad, dejarán que Mario se teletransporte al a zona recortada, avanzando a sitios donde a simple vista no podríamos acceder. Todo ello unido a la anterior, en un juego que yendo a un ritmo normal puede ser completado en un total de 30 horas, por lo que la diversión, está asegurada durante muchas horas de juego.

Gráficamente como decíamos anteriormente encontramos un título que mezcla la realidad con la ficción, dejando diseños preciosos y un gran apartado artístico, tal y como suelen acostumbrarnos en la empresa creadora del fontanero rojo. A nivel sonoro no se cuenta con un doblaje de sus personaje, algo normal en la saga, pero si con algunos sonidos característicos, todo ello acompañado por una gran banda sonora con temas instrumentales que le van como anillo al dedo a este juego.

paper-mario-colour-3

Por tanto estamos ante un título, que como reza el propio enunciado de este análisis, colorea el catálogo de Nintendo, que tras el anuncio y la llegada cercana de su Nintendo Switch, demuestra sin lugar a dudas que Wii U tiene vida para rato. Una aventura de papel y color, para sentir a Mario como en casa.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.