Street Figther regresa de nuevo

Si un juego ha tenido reediciones y vueltas a las consolas actuales, ese ha sido sin duda Street Fighter. Pues bien, hoy procedemos a analizar el que es su última gran adaptación, de ni más ni menos que el mejor juego conocido hasta ahora de la franquicia Street Fighter 2; que en esta ocasión nos llega a Nintendo Switch bajo el nombre de Ultra Street Fighter II The Final Challengers.

Un remake repleto de extras pero que a groso modo repite lo mismo visto en otras ocasiones. Por lo que podríamos decir que se trata de todo lo anterior repleto de extras y añadidos, utilizando una fórmula que lleva funcionando años. Además se nos da la opción de alternar el juego entre la versión remasterizada del mismo, a la clásica, pudiendo disfrutar de los gráficos y sonidos antiguos y volver al pasado momentaneamente.

Una plantilla que se compone de un total de 19 personajes jugables, que cuenta con los clásicos además de dos añadidos especiales como son Evil Ryu y Violent Ken. La otra gran novedad viene con un modo de juego nuevo denominado El Camino del Hado; en este modo combatiremos como Ryu en primera persona haciendo uso de sus golpes especiales contra oleadas de enemigos mediante el uso de los sensores de movimiento de los Joy-Con. Un modo que tiene algunos problemas en lo que a precisión se refiere a la hora de detectar los movimientos, y que permite ir mejorando nuestro personaje y sus habilidades según avancemos en el mismo.

En cuanto al resto de modos, contamos por supuesto con la modalidad online en la que hemos detectado algunos problemas de estabilidad en los combates por fallos de conexión. Sin embargo, si lo que queremos es jugar con amigos cara a cara, el juego da la opción vista en otros títulos de la plataforma de jugar dos jugadores en la misma plataforma con cada Joy-Con. Y la posibilidad de jugar dos contra 1 o 1 contra 2, un modo que resulta interesante pero que no nos ha terminado de convencer.

Visualmente hemos de decir que luce perfecto, con sus gráficos de antaño y la remasterización pura de dibujos animados muy del estilo del diseño anime que hemos podido ver en algunos filmes de la saga. Respecto al sonido ocurre algo similar, pudiendo disfrutar de la nueva versión o los sonidos clásicos. Podríamos decir que estamos ante un más de lo mismo en este sentido, con algunas mejoras pero sin muchos alardes que hacen que la experiencia sea renovada dando ese punto de nostalgia a los fans, de poder jugar como antes.

Por tanto estamos ante una versión actualizada, pero que no deja de ser eso, un mismo juego remasterizado y con la misma esencia. Los fans de la saga se lanzarán a por él sin duda, ya que por fin podrán disfrutar de esta entrega en cualquier parte gracias a Nintendo Switch.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.