Arte y cultura en Amsterdam

Junto a sus atractivos canales y sus placeres gastronómicos, Amsterdam también cuenta con una interesante vida cultural. Salas de conciertos y galerías conviven con los grandes museos de la ciudad, en los que podemos ver algunas de las obras más reconocidas de la historia del arte.

El Rijksmuseum

rijksmuseum

Por derecho propio, el Rijksmuseum (Museumstraat, 1) es el museo más importante de la ciudad, aunque su vecino Van Gogh Museum le dispute el puesto. El Rijksmuseum acoge en sus cuatro plantas obras maestras de la pintura flamenca y holandesa desde el siglo XII al XVIII. Es la casa de la archiconocida Ronda de noche de Rembrandt y La lechera de Vermeer. Pero también hay obras de Franz Hals, Hendrick Avercamp y algún Van Gogh, además de cuadros de artistas extranjeros como Fra Angelico y Goya.

El Rijksmuseum no es sólo un museo de pintura. Esculturas y reliquias conviven con armas, maquetas y muebles representativos de la historia de los Países Bajos y sus colonias, junto a piezas de cerámica, joyería y artes decorativas, rematadas por un avión de la Primera Guerra Mundial en la planta superior.

Museo Van Gogh

habitacion-van-gogh

A escasos metros del Rijks, y tras atravesar la explanada de los museos, llegamos al Museo Van Gogh (Paulus Potterstraat, 7). Más pequeño que el anterior, está casi igual de concurrido. La habitación, Los comedores de patatas y varios Autorretratos del loco del pelo rojo acaparan la atención del público. La colección permanente también incluye los renombrados Girasoles y La casa amarilla, aunque en el momento de nuestra visita se encontraban cedidos.

A lo largo del recorrido por las tres plantas inferiores vemos una evolución del estilo de Van Gogh por sus diferentes etapas, apoyada por obras de artistas coetáneos como Gauguin, mientras que la planta superior acoge exposiciones temporales.

Museo de la Ciudad

museo-amsterdamSituado en la zona del Spui, al sur de la plaza del Dam, el Museo de Amsterdam (Kalverstraat, 92) está dedicado a la propia ciudad. Del primer asentamiento humano en la zona al crecimiento cultural y comercial de Amsterdam, muestra objetos, esculturas, pinturas, mapas, maquetas, fotografías y videos de la capital multicultural que sigue viviendo de cara al agua.

 

Casa de Ana Frank

Para los mitómanos, la casa-museo de Ana Frank (Prinsengracht, 267) es un homenaje a la adolescente judía que vivió oculta dos años en el sótano de este mismo edificio durante la ocupación nazi de Holanda. La visión del Diario de Ana Frank y el cuarto de la joven ayudan al visitante a comprender mejor el día a día de las víctimas de la persecución nazi. La casa tambien cuenta con una biblioteca especializada.

Sex Museum

sex-museum-amsterdamY por último, los que prefieran disfrutar de un tipo de museos más lúdicos pueden visitar el Sex Museum (Damrak, 18). De los dos museos eróticos de la ciudad, el Sex Museum es sin duda el más divertido. Juguetes sexuales, representaciones eróticas de diversas épocas y culturas, fotografías de los inicios del porno, estatuas animadas de exhibicionistas y de cortesanas a escala natural son sólo algunas de los cientos de piezas que el visitante puede encontrar, en un paseo por el sexo y el erotismo en sus múltiples dimensiones.

También lúdico, pero orientado a otro de los placeres de la vida, la cerveza, es el Museo Heineken. Una muestra del universo que rodea a la cerveza más conocida de Holanda de la que hablaremos mañana con más detalle.

 

 

Marcar como favorito enlace permanente.

2 comentarios

  1. Pingback: Nuestra guía de Ámsterdam | CÍRCULO 8

  2. Pingback: De fiesta por Amsterdam | CÍRCULO 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.