Spiderman trepa a las alturas con Marvel

El trepamuros más famoso de Marvel regresa de nuevo a la gran pantalla, dispuesto a unirse al universo cinematográfico de los grandes como son Iron Man, Capitán América y compañía. En Spider-Man Homecoming, Sony y Marvel acercan posiciones para ofrecernos una de las películas más fieles al personaje de Peter Parker de los últimos años.

Esta es su sinopsis oficialUn joven Peter Parker/Spider-Man (Tom Holland), quien hizo su sensacional debut en Capitán América Civil War, comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía (Marisa Tomei). Bajo la atenta mirada de su supervisor Tony Stark (Robert Downey Jr.) Peter intenta mantener una vida normal pero irrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture (Michael Keaton) y con él, lo más importante de la vida de Peter se verá amenazado.

En esta ocasión el director Jon Watts nos trae como decimos una de las películas más divertidas hasta la fecha y más fieles al Peter Parker de los cómics, quizás en la línea de acercarse a las versiones del universo Ultimate como ya ocurría con sus hermanos mayores de Los Vengadores. Y es que la película nos presenta a un Peter Parker de 15 años que aún va al instituto y que para nada es un experto en esto de ser un héroe; más bien estamos ante un joven, que alucina con los poderes que tiene y le gusta chulear y codearse con sus ídolos como Iron Man.

Precisamente éste se encuentra presente en el filme, haciendo gala de su sentido del humor e introduciendo al personaje al universo. Creemos que es un gran acierto, que tras dos reinicios de la historia del origen del hombre araña, por fin se centran en omitir esa parte, para ofrecer íntegramente risas, acción y los problemas del joven Parker al mundo. A estas alturas el 99% de la gente sabe que le picó una araña que le dio sus poderes, lo cual sirve para entrar directos al meollo con un Tom Holland muy digno de ponerse el traje.

Y es en Holland donde se centra la mayor parte de los focos, dando más peso a Peter Parker, haciendo algo que Stan Lee pretendió siempre con este héroe de la factoría Marvel: humanizar al superhéroe. A este le acompaña un reparto donde el otro gran peso se lo lleva Michael Keaton, en el papel de malo malísimo, en una actuación correcta y que nos ha gustado. Por supuesto no falta Downey Jr. en su papel de Tony Stark e incluso su padrino, John Favreau, el cual estamos convencidos que algo ha tenido que ver en este acercamiento entre ambas productoras. Lo completa una gran cantidad de caras nuevas para el espectador como los jóvenes Jacob Batalon, Zendaya, Laura Harrier y Tony Revolori (quién se postula como futuro Venom), y la atractiva tía May de Peter Parker interpretada por Marisa Tomei.

A nivel visual la cinta luce de manera espectacular, algo que era de esperar en una película de este calibre. Con secuencias de acción donde se rompe la barrera de la realidad haciendo que no sepamos distinguir si el hombre araña que vemos es hecho por ordenador o no. A todo esto le acompaña una gran banda sonora, muy rockera y gamberra, acorde al tono que intenta imprimir esta película, con algún guiño a la melodía clásica del trepamuros que hará las delicias de los fans.

Estamos pues ante un filme que podría ser de los mejores vistos en la gran pantalla sobre Spider-Man, con una duración de dos horas en las que no hay pausa y que podemos asegurar que nos ha hecho reír y mucho, siendo ésta una de las características habituales de este héroe en su versión en papel. Spidey ha vuelto y lo hace por la puerta grande, veremos que nos depara su futuro, pero esto una vez más, promete. Puntuación: 4/5

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *