Noche de magia y Alquimia en Madrid

Era una noche que comenzaba con la alegría de miles de aficionados por las calles de Madrid, el Atlético de Madrid ganaba La Liga tras 18 años sin conseguirlo y la capital madrileña lo celebraba. En medio de toda esta alegría, y en zona de ambiente colchonero, los seguidores de Alquimia guardaban su sitio en la cola a la espera de entrar en la Sala Shoko. Por fin daban las 8 de la tarde y entre gritos de la calle de atleti alteti poco a poco la gente iba entrando y llenando el recinto, en 30 minutos cualquier aficionado quedó silenciado ya que las luces se apagaban y comenzaba a sonar Mutus Liber, la intro de su disco, haciendo que los cientos de corazones comenzaran a latir más fuerte para estallar de emoción con los primeros acordes de Alberto Rionda y su banda, que daban paso a la voz de Isra, y arrancaban con El Lobo y el Arca.

La siguiente canción seguía el orden del disco así que fue el turno de la Dama Oscura que sirvió para caldear aun más el ambiente si es que aun no lo estaba. Terminados los dos primeros temas del disco era tiempo para la nostalgia y para los temas clásicos de Rionda en Avalanch, fue así como el Angel Caido sobrevoló Madrid una vez más arrancando coros entre el público con sabor a nostalgia.

ALQUIMIA 1

Tocaba momento de revindicar, de protestar contra los líderes que están por encima de nosotros, transmitiendo todo eso Isra introducía La penitencia del noble que en pocos segundos ya resonaba en la sala. Los siguientes temas que vendrían del disco homónimo del grupo serían Divina providencia, Aliento y Claro de luna que daban paso a otro tema de Avalanch. En esta ocasión el turno fue para Pelayo, momento en el que algunos asistentes desplegaron su bandera de Asturias, lugar de procedencia de la banda.

ALQUIMIA 3

Lagunas de sal era la encargada de devolvernos al disco de la banda dando paso más tarde a la Cuna de Arce, tema elegido por el grupo para que su batería, Leo Duarte, se luciese ante el público con un extenso sólo donde descargó sus baquetas haciendo a la gente saltar y gritar al ver el gran talento del que tantos años lleva haciendo gala este músico.

ALQUIMIA 4

Tras la siguiente canción, La fuente dorada, era turno para varios temas seguidos de Avalanch, Isra lució su poderosa voz en Antojo de un Dios y la gente vibró con La llama eterna y Xana antes de poner fin a una primera parte que daría paso al que sería el final del concierto.

ALQUIMIA 2

En esta segunda parte fue Alberto Rionda el encargado de tomar las riendas y el micrófono, agradeciendo a todos los asistentes su apoyo además de a su hermano, que se encontraba allí presente y a los demás integrantes del equipo. Tras el emotivo discurso Rionda decidió hablar de la mejor manera que sabe ante el público, guitarra en mano y desplegando sus acordes sobre el escenario con Santa Barbara y Cábala XIII.

ALQUIMIA 5

Llegaba el final y antes de rematar el tracklist de su primer trabajo levantaron al relajado público (que había quedado absorto por los sólos de guitarra) con un tema de nuevo clásico y con fuerza como es Torquemada. Finalmente Sacrificio y La morada del alquimista completaban la noche, día de buena música en la capital madrileña y donde se espera la vuelta a sus escenarios de estos alquimistas.

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Alquimia de vida en Madrid | CÍRCULO 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.