Escapada de fin de semana a Patones

La primavera ha comenzado con un tiempo renqueante, pero la gente ya empieza a tener ganas de salir de casa los fines de semana. Quizá un par de días no dé para viajes muy largos, pero si vivís en la zona centro, tenéis un lugar perfecto para una escapada de un día: Patones.

En realidad, Patones no es un pueblo, sino dos, situados en la Sierra Norte de Madrid: Patones de Arriba y Patones de Abajo. Sin ánimo de desmerecer al de abajo, el pueblo más interesante de los dos, y el más visitado, es Patones de Arriba.

Patones de Arriba, fundado como un asentamiento de pastores en el siglo XVI, está enclavado en lo alto de la montaña. Ese difícil acceso forma parte de su leyenda, que lo señala como el único pueblo de España que no fue invadido por los musulmanes ni por los franceses y que llegó a contar con un rey propio, el famoso Rey de los Patones.

Patones-2

Sus casas están construidas en pizarra, lo que les da un aire peculiarmente bello. Este estilo es conocido como arquitectura negra, de la que las casas y calles de Patones, también pavimentadas en pizarra, son uno de los mejores ejemplos en la Comunidad de Madrid. También son interesantes de ver los corrales sin techo, vestigio de la antigua actividad ganadera del pueblo; la iglesia de San José, la cercana Cueva del Reguerillo y la presa del Pontón de la Oliva.

Llegar a Patones es relativamente sencillo. Hay autobuses desde Madrid a Patones de Abajo y su distancia a la A-1 es de unos 20 kilómetros. Aunque hay un aparcamiento a la entrada del pueblo, es preferible dejar el coche abajo y subir a pie hasta Patones de Arriba: ahorraremos combustible y problemas de aparcamiento y disfrutaremos de un hermoso paseo, bien subiendo por la carretera o por el camino que atraviesa la montaña. Hay además numerosas rutas de senderismo y bicicleta desde el pueblo.

Otro de los atractivos de Patones es la gastronomía. Sus numerosos restaurantes ofrecen platos típicos como migas, judiones o estofado de carne, junto a otros más imaginativos. También hay varios bares para tomar una caña con una tapa de torrendos. Eso sí, en festivos y fines de semana es aconsejable reservar con antelación para evitar esperas.

Patones-1

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.