Escape Room: Efecto Mariposa

Últimamente todo aquel que nos lea, verá que repetimos en numerosas ocasiones, la alegría que nos produce de ver como salas nuevas que abren se sitúan entre las mejores de Madrid y la satisfacción que nos produce como amantes de los juegos de escape. Pues bien, hoy se vuelve a repetir con letras mayúsculas. Y es que Escape Khaos ha llegado hace ya algunos meses, y no parábamos de oir buenas referencias por muchos compañeros haciendo que deseásemos ir. Y por fín llegó el día en que atravesamos sus puertas dispuestos a enfrentarnos a su primera sala: Efecto Mariposa. Lo que ocurrió después fue simplemente mágico, y como siempre, tendréis que seguir leyendo para saberlo.

Cuando a alguien le hablas de La Vuelta al Mundo en 80 Días a muchos nos vienen dos palabras a la mente: viajes y aventuras. Esto, podría perfectamente resumir nuestra experiencia vivida en la sala que hoy nos ocupa. Pero no adelantemos acontecimientos… Nos encontramos en el año 1902, en nada más y nada menos que Londres, con algo terrible que acaba de acontecer. Una serie de mariposas, que logran la paz a nivel mundial, han sido robadas poniendo en peligro al mundo entero y provocando, en caso de no ser encontradas de nuevo, el caos. Es por ello que siguiendo los pasos del intrépido Phileas Fogg, deberemos recuperar a estos pequeños seres alados y restablecer el orden… sin embargo, no tendremos 80 días, si no 60 minutos para lograrlo.

Hablar de Escape Khaos y de esta sala supone hablar de gente que pone cariño a la hora de montar una sala de escape. Lo cierto es que es algo que se ve cuando entrar por la puerta y pones los pies en el interior de la sala, uno detrás de otro. Es ahí cuando ves todo lo que te envuelve, y es ahí cuando aún no eres consciente que lo que ves ante ti es solo un pequeño aperitivo de todo lo que te queda por ver. Y es que, si por algo destaca esta sala es por su ambientación, quizás la mejor hasta la fecha que hemos encontrado en Madrid. Sobre todo en una de sus partes, de la que no revelaremos nada por nuestra política antispoilers. Un viaje por el mundo de lo más especial que hizo que nos quedáramos con la boca abierta cada cambio de fase.

En lo que respecta a los juegos no destacan por su cantidad o complejidad, pero no es para nada una sala fácil, ya que nos tocó estrujarnos el coco en más de una ocasión y necesitar algunas pistas. Esto último nos parece muy original, ya que dependiendo del momento del juego nos llegará de una forma u otra, pero siempre integradas dentro del juego, algo que siempre se agradece. Y además los juegos que encontramos, están integrados con lo que nos rodea, algo que siempre nos encanta. Estamos ante una sala de dificultad intermedia alta, en la que estamos 100% seguros que cualquier amante del escapismo disfrutará de principio a fin.

Logramos salir con un buen tiempo, a falta de unos 10 minutillos con un equipo que en esta ocasión fue formado por los habituales Bibi y Lucas, Laura (Escape Adicta) y un servidor; y como no podía ser de otra forma quisimos dejar patente el espíritu de Escape Adictos en la foto, con un gesto habitual en algunos vídeos. Agradecer a las chicas que han dado vida a este escape y recomendarlo a todos, ansiosos de su siguiente sala. Sin ninguna duda nunca el Khaos fue tan hermoso.

A continuación os dejamos información por si queréis asistir a este Escape Room:

Página web: https://www.escapekhaos.com/

Precio: 50-90 euros (grupos de 2 a 6 personas)

Dirección:Calle de Jerónimo de la Quintana, 10, 28015 Madrid

Teléfono: 652 90 22 03

Email: info@escapekhaos.com

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.