Escape Room: El Orfanato

Uno de los continentes donde más se ha extendido el tema de los juegos de escape es Asia, y era de extrañar que ninguna empresa de estas tierras hubiese llegado a la capital de España. Pues bien, ya podemos decir que tenemos una en Madrid: se trata de STime, un amplio espacio cuyas salas podemos asegurar que hacen vivir una experiencia diferente a las vividas hasta el momento. Hoy os traemos una de ellas, mientras que los próximos días os contaremos acerca del otro juego que tuvimos la oportunidad de probar. Comenzamos con el terror, empieza nuestra aventura en El Orfanato.

Tras nuestra llegada al local, muy grande por cierto y con una decoración bastante chula, fuimos recibidos por Yin quién nos contó cual iba a ser nuestro papel en esta aventura. Nos encontramos perdidos en el bosque y no tardamos en localizar un edificio abandonado, al cual no dudamos en entrar en busca de ayuda. Pronto encontramos una habitación vacía con un teléfono, pero en el momento que nos disponemos a pedir ayuda las puertas se cierran tras nosotros, haciendo que nos arrepintamos de haber entrado allí. Para nuestra sorpresa estábamos nada más y nada menos que en un viejo orfanato abandonado, donde realmente no estábamos solos.

Hemos de decir que su ambientación de terror está 100% conseguida, ya que pocas veces se nos logra asustar y en esta ocasión lo lograron. Una trabajada historia, de la cual no contaremos porque lo chulo es ir descubriéndola según avanzamos por el juego, que logra transmitir el terror desde el minuto uno. Si bien es cierto que las salas que nos encontramos no destacan por una gran multitud de objetos con los que interactuar como en otras ocasiones, su ambiente terrorífico logra que nos veamos inmersos en la historia con más de un susto por el camino, teniendo incluso que gatear por oscuros recovecos con las frases de “¿Quién va el primero?” y “A mi el último no me dejéis” en boca de todos. Nos sorprendió no encontrar ningún reloj que nos marcase el tiempo por la habitación, algo a lo que estamos bastante acostumbrados en otros juegos, haciendo que no saber cuanto nos faltaba fuese algo desconcertante, pero nos acabamos acostumbrando.

Nos ha gustado que otra vez nos encontramos ante una sala con 0 candados a los que enfrentarnos, dotada de una amplia tecnología de mecanismos que no solo reaccionan por electroimanes como nos tienes acostumbrados. Si no también, mediante la voz, algo que nos gustó mucho. También alguna que otra manera sorprendente de resolver puzles que hace de la experiencia diferente. En cuanto a su dificultad creemos que es media, ya que aunque nos atascamos en su primer tramo, y en uno de los puzles que nos encontramos, el resto logramos solventarlos sin problemas. Si que pensamos que la reducción de tamaño de algunos espacios hacen que en grupos muy numerosos no lleguen a participar todos sus miembros; siendo 3 el mínimo y 6 el máximo, pero creemos que con 3 es la manera perfecta de disfrutar de esta experiencia.

Tras varios gritos logramos escapar a falta de 5 minutos, siendo ésta una de las rooms de terror que más nos han gustado hasta el momento, tan solo por detrás de La Habitación de Nanako. Una experiencia diferente, pero muy recomendada ya que creemos que se trata de otro concepto de sala de escape que hay quién le gustará y quién no, pero en nuestro caso podemos asegurarnos que nos ha gustado mucho. La semana que viene os traeremos nuestras impresiones de su otra sala abierta hasta el momento: Misión Imposible.

A continuación os dejamos información por si queréis asistir a este Escape Room:

Página web: www.stimescaperoom.com

Precio: 60-80 euros por grupo (3 a 5 personas)

Dirección: Calle Hilarión Eslava 34, 28015 Madrid

Teléfono: 911 835 158 / 688 00 11 11

Email: info@stimescaperoom.com

Marcar como favorito enlace permanente.

2 comentarios

  1. Pingback: Escape Room: Misión Imposible | CÍRCULO 8

  2. Pingback: Escape Room: Ruta Perdida | CÍRCULO 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.