Escape Room: Intrappola Extended

Si hace nada os hablábamos de STime, y la vertiente asiática de los Escape Rooms, hoy nos toca marcar en el mapa Italia, ya que la franquicia que nos ocupa tiene sede en este país. Intrappola llegaba a Madrid a finales del año pasado, dispuesta a trasladar otro concepto de sala de escape a España. En esta ocasión, hemos decidido enfrentarnos a su Extended Room, temerosos ante la gran dificultad de estas salas, pero confiados de lograrlo o al menos conseguir un buen resultado, o porcentaje en este caso, como os contaremos a continuación.

Una de las principales diferencias que encontramos a la hora de jugar, y lo notaréis por este párrafo, es que no tiene ninguna historia. Si nos leéis habitualmente, sabréis que ahora es cuando os contamos la trama a la que nos enfrentamos a la hora de afrontar la sala de escape, si embargo, en Intrappola es distinto. Nada más reservar nos llega un enigma a descifrar, de su resultado dependerá que entremos a la sala en el día y hora señalado. Y así es, ya que el acceso a la sala desde la calle se realiza mediante un panel numérico situado al lado de la puerta; si la combinación introducida es la correcta la puerta se desbloquea y el tiempo comienza a correr. Algo diferente a lo que estamos acostumbrados ya que el Game Master tiende a recibirnos, en esta ocasión todo es más directo, comenzando a jugar desde el minuto 1.

En cuanto a su ambientación tampoco existe nada en concreto, tan solo puzzles que resolver, cada uno relacionado con otro y que ayudarán a ir avanzando si nos fijamos bien en cada detalle de la sala. No hay nada que nos diga no tocar, ni nada que señale que no podamos interactuar con algo, por lo que la multitud de posibilidad y enigmas que se nos plantean ante nosotros es enorme. Y es que como decimos jugar a Intrappola no es fácil, con muchas tareas por hacer y donde un segundo de relajación puede hacer que perdamos el juego. Adrenalina constante y unas luces estratégicamente situadas, que nos sirven de guía por la sala a la hora a modo de pistas cuando nos atascamos, sistema que no ha resultado muy original y nos ha gustado.

Su dificultad como decimos es alta, ya que son muy pocos los que han logrado completar la sala al 100% tanto de la Classic Room, como la Extended Room a la cual nosotros nos enfrentamos en esta ocasión. De hecho en función de lo que os quede por realizar en la sala, al terminar vuestro periplo por la misma, se os asigna un porcentaje completado indicativo de cual ha sido vuestro resultado en vuestro paso por Intrappola. Por lo tanto podemos considerar que estamos ante una sala de nivel alto, en la cual podemos regular la dificultad a la hora de reservar con su modo fácil o difícil. En caso de elegir la segunda opción, no veremos pistas visuales en la pantalla, ni por texto, tan solo serán las luces las que nos guiarán por el juego.

En nuestro caso logramos realizar un 85%, a falta de su tramo final, como decimos es una sala donde atascarse pasa factura y de no haberlo hecho quizás habríamos logrado terminar. Aún así Massimiliano, nuestro gran Game Master, nos permitió terminar de jugar la sala con 5 minutos de tiempo extra y ver lo que nos faltaba por hacer, un detalle por su parte. Así que ya sabéis escapistas, si os van los retos y buscáis un nuevo desafío y sobretodo diferente, tenéis una cita con Intrappola.

A continuación os dejamos información por si queréis asistir a este Escape Room:

Página web: http://madrid.escaperoom.intrappola.to/

Precio: 60 euros (2 a 6 personas)

Dirección: Madrid – Calle Dos Hermanas 3

Teléfono: 677 02 33 90

Email: madrid@intrappola.to

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.