Escape Room: Un caso Perdido

Hoy hablamos de una sala de escape con letras mayúsculas, y es que tras varias salas hechas, hemos de decir que la que hoy nos ocupa se sitúa en el TOP de nuestras salas realizadas hasta la fecha como la que más nos ha gustado, con el permiso de nuestra favorita hasta ahora, Scape. Action House sorprende, tanto por su planteamiento, como su ambientación, historia y el gran trabajo que hay detrás. No desgranaremos mucho, porque aquí sería fácil entrar en spoilers si contamos más de la cuenta; pero al menos intentaremos acercar un poco a la idea que transmite su primer juego, Un Caso Perdido, el responsable de hacer que nos encandilemos de esta sala de escape.

La historia tiene un peso enorme en el juego, hasta el punto que nos metemos en ella como nunca antes, por ello os recomendamos encarecidamente leer los acontecimientos previos en su web, nosotros os hacemos un pequeño resumen: Como alumnos del profesor Altarriba, tras su desaparición se os ha encomendado que vayáis a la casa de la persona a la cual él estaba investigando para encontrar pistas y continuar su trabajo. Para ello os recibirá Bruno, mayordomo del señor de la casa, el cual se encontraba colaborando con el profesor. Os podemos asegurar, que leer la historia merece la pena y mucho, por su gran sentido del humor que más de uno le arrancará una sonrisa.

Al llegar nos recibe Bruno, alterado como si 20 cafés se hubiese tomado. Un gran trabajo sin duda para meteros en el juego, ya que los primeros 15 minutos empieza la historia pero no la cuenta atrás del tiempo. Las normas y objetivos serán mostrados en una pantalla de una manera bastante simpática y natural que nos ha encantado. Os recomendamos encarecidamente, que os metáis en el papel desde el minuto 1 en el que atraveséis la puerta de la casa, ya que la inmersión será mucho mayor y disfrutaréis como nunca. Una vez dejadas nuestras cosas y pasados estos minutos, geniales, de introducción pasamos a jugar. Aún no hemos hablado de su ambientación, pero es que la historia envuelve tanto que forma parte de esta ambientación, la cual, en lo que atrezzo se refiere, podemos decir que es de 10. Por la sala y en la historia, el humor es una constante, por lo que hace que sea aún más divertido el periplo en este Escape Room, con objetos que si nos paramos a leer en detalle nos harán reír en más de una ocasión.

Metidos en materia el sistema de juego es diferente al visto en otras ocasiones, no solo por su mecánica dentro de la sala (de la cual no os contaremos nada para dejar la sorpresa a los chicos de Action House), pero sí que podemos decir que nos ha resultado magistral y muy original. Sí que diremos que a diferencia de otras salas donde el objetivo es salir en menos de 60 minutos, en esta ocasión deberemos cumplir una serie de objetivos, dando por cumplida nuestra misión una vez hayamos completado todos. El juego incluye hasta huevos de pascua, que podemos completar o no, lo dicho ¡Toda una pasada! Los actores se encuentran en constante colaboración con el juego y la trama interviniendo en algunos momentos siendo claves para poder avanzar, y dando la ayuda sin que se note en ningún momento, algo que se agradece. También cuentan con un sistema de pistas muy original y con mucho sentido del humor, como la sala en la que nos encontramos. En cuanto a su dificultad, podríamos decir que es intermedia, ya que sus juegos no son demasiado complicados, lo cual nos gusta, ya que de esta forma puedes disfrutar 100% de la sala y sus detalles, viviendo la historia sin el estrés de encontrarte ante retos demasiado difíciles.

Logramos escapar, con un tiempo de 3:19 minutos de sobra. Y hemos de decir… que por primera vez no queríamos salir de la sala de escape; una muestra sin duda de lo mucho que nos gustaba la experiencia queriendo alargarla otra hora más si fuese posible. Queremos de verdad, felicitar desde aquí a ambos por el gran trabajo que hay detrás de todo, tanto a nivel actoral (especial mención a nuestro querido Bruno que estaba malo y estuvo de 10) como en cuanto historia, decoración y todo, lo cierto es que nos cuesta encontrar un pero en este Escape Room… quizás solo uno… que llegue un momento en el que acaba y tienes que volver a casa.

A continuación os dejamos información por si queréis asistir a este Escape Room:

Página web: https://www.actionhouse.es/es/

Precio: 50 a 90 euros por grupo (2 a 6 personas)

Dirección: Calle Luis Vives 6, Madrid. ¡La misteriosa puerta morada!

Email: info@actionhouse.es

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Escape Room: Ratas de Biblioteca | CÍRCULO 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.