La evolución del Alien

Nos ha dejado un gran creador de  criaturas fantásticas, entre sus creaciones más famosas destaca el octavo pasajero que aterrorizó a varias generaciones y creó lo conocido como terror espacial. A sus 74 años Hans Ruedi Giger deja tras de sí un legado al cual queremos homenajear hablando y recordando a sus queridos Aliens.

El Alien, una de las criaturas más peligrosas del espacio y que puede causar verdadero terror en espacios cerrados. Como un depredador te acecha y te caza en la oscuridad, puede que creas que puedes derrotarlo, pero un pequeño descuido de cautela y a los pocos segundos notarás su aliento en la nuca, sensación que precede a tu muerte. Pero hasta convertirse en un ser tan letal pasa por varias fases que queremos repasar acompañadas de las ilustraciones de su creador, disfrutarlas:

Fase 1: Huevo

alien-egg-giger

Su parte exterior se encuentra cubierta de un tejido orgánico con con dos pares de labios que son los que expulsan su contenido al detectar alguna forma de vida adecuada para continuar su ciclo de vida.

Fase 2: Conseguir un huesped

alien-face-Giger

Como decíamos al detectar vida el ser de su interior salta a la cara de su presa con sus ocho patas adhiriéndose a ella mientras su cola se enrosca al cuello de la víctima, el resto de proceso consiste en inducir al huésped a un coma mientras el anfitrión se deposita en el interior del organismo.

Fase 3: Abrirse paso

 process-giger

Cuando alcanza un nivel de madurez la criatura sale al exterior rasgando el pecho de la víctima y matándola. En este estado aun no se encuentra en su fase adulta por lo que aun no cuenta con el esqueleto ni la fuerza de su forma final y debe alimentarse de presas para seguir creciendo y mudar su piel.

Fase 4: Forma adulta

alien-giger

Es la forma más común que alcanzan, con sus dos pares de mandíbulas que alcanzan los 20 centímetros se convierten en un depredador letal ante sus presas. Se encuentran dotados con un endoesqueleto y exoesqueleto lo cual los hace fuertemente resistentes a lo cual se añaden sus 6 dedos en cada una de sus garras y una peligrosa cola de casi 4 metros de largo acabada en punta. Cualquier acción contra ellos puede resultar mortal si no se tiene cuidado ya que como defensa cuentan con una sangre altamente corrosiva. Con más de dos metros de estatura este ser es ágil y rápido por lo que huir corriendo no es una buena solución si queremos evitar que nos devore.

Fase 5: Pretoriano

alien2-giger

Tras los 100 años de vida alcanzan esta forma y se encargan de velar por la seguridad de la reina de la colmena o de sustituirla si es necesario. Poseen un mayor tamaño y son más fuertes por lo que enfrentarse a ellos no es tarea fácil.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.