Lo que el MWC nos dejó

SAMSUNG CSCPasada la resaca del Mobile World Congress de Barcelona, toca hacer repaso de los dispositivos más interesantes que nos trajo una de las ferias de móviles más importantes del mundo. Productos estrella de los gigantes Samsung y Sony, smartphones de clase media, dispositivos frikis y, sobre todo, muchos wearables.

Sin duda, la estrella del MWC 2014 ha sido el Galaxy S5, el nuevo smartphone insignia de Samsung. Un poco más grande que su antecesor, gana en potencia y pantalla respecto al S4. También de lujo fue la presentación doble de Sony: sus nuevos smartphone y tableta Xperia Z2, que llegarán a España este mismo mes.

Para los que no quieren gastarse 700 euros en un smartphone, Nokia, HTC y ZTE hiceron propuestas más modestas. Nokia nos mostró los Nokia X, sus primeros smartphones Android, con los que espera competir en la gama media-baja en torno a 100 euros. HTC, por su parte, renovó su gama media con dos nuevos modelos: el Desire 610 y el Desire 816. Y la china ZTE trajo sus smartphones con Firefox OS, Open II y Open C, junto al enorme Grand Memo II LTE.

Nokia-X

Eso sí, el segmento que más ha brillado en este MWC ha sido el de los dispositivos wearables. Smartwatches como el Galaxy Gear 2 de Samsung, pulseras inteligentes como la SmartBand de Sony y la TalkBand de Huawei, y sensores biométricos han restado protagonismo a los otrora omnipresentes smartphones, en lo que parece una tendencia de futuro.

Sony_SmartBand

Y para terminar, los dispositivos más curiosos que han pasado por el Mobile. Teléfonos con pantalla de tinta electrónica como el Yotaphone; los phablets a prueba de golpes de Panasonic y hasta el Ford Focus Sync 2, un coche en el que el climatizador, la radio o la navegación por satélite se manejan con la voz.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.