Madrid se rinde a La M.O.D.A.

Hacía ya seis años del primer concierto de La M.O.D.A. en Madrid. Mucho han cambiado las cosas desde que la banda burgalesa reuniera a una veintena de early adopters en una sala de la capital. Ahora La Maravillosa Orquesta del Alcohol es un grupo famoso, uno de los nuevos referentes del indie español, y podría decirse incluso, a tenor del éxito de su actuación del sábado en el Wizink Center, que han entrado de lleno en el universo mainstream.

Puede decirse sin exagerar que Madrid se rindió a La M.O.D.A. Por ver el Wizink Center prácticamente lleno. Por ver el mar de brazos que se agitaban al son de cada una de sus estrofas. Por la entrega del público al corear sus canciones durante casi dos horas. Y por la solidez del directo de la que posiblemente sea la mejor banda castellana –en disputa con Celtas Cortos y dejando aparte las madrileñas- de la historia.

El concierto del sábado, lo dijo su cantante David Ruiz, era un sueño para la banda burgalesa. Y estuvieron a la altura. Sin versiones, sin teloneros, interpretaron treinta temazos de su repertorio. Himnos como 1932 y O Naufragar, canciones más folk de su primera época como Nómadas, piezas intimistas, otras más intensas, muestras de su evolución indie y hits de su último disco Salvavidas (de las balas perdidas)…

Se agradeció además que el septeto introdujera algún elemento sorpresa, como David bajando a cantar entre el público, la interpretación de Campo amarillo o la introducción de instrumentos nuevos. Pequeños cambios que marcan la diferencia entre un gran grupo de directo y otro que simplemente desgrana ante el público lo que graba en el estudio. Y La M.O.D.A. es de los primeros, no cabe duda.

Y el público lo valoró. Entregados desde el primer acorde al último, coreando todas sus estrofas, bailando en las gradas y llegando al clímax con el último bis Héroes del sábado, convirtieron el concierto en un salto cualitativo en la trayectoria de La Maravillosa Orquesta del Alcohol. A partir de ahora, al septeto sólo le queda crecer.

(Reportaje gráfico: Miguel Palomar de Diego, ‘Miko’)

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.