Por qué el jazz es tan maravilloso

Hoy 30 de abril se celebra el Día Internacional del Jazz. En 2011, la Unesco decidió dedicar un día a este género musical surgido en Luisiana a finales del siglo XIX y que hoy es escuchado y admirado por gentes de todas las culturas, religiones y razas. Dicen que el jazz es un estilo ideal para unir sociedades, romper barreras y fomentar la igualdad, pero ¿qué tiene el jazz para enamorar a gentes tan distintas de todo el mundo? Quizá estos cinco rasgos tengan algo que ver.

En primer lugar, el jazz estimula. Reduce el estrés y agiliza la memoria. Su historia, ligada a la esclavitud, conecta con la parte más emocional de cualquier oyente. La innegable técncia del jazz va ligada a la magia de la improvisación de cada músico, lo que también ayuda a estimular no solo a quien crea estas melodías, sino a quien las escucha. Con el jazz, tu cerebro se activa mientras te diviertes.

Además, es una excelente banda sonora para una comida. Comer a ritmo de jazz es una experiencia para los sentidos, más allá del simple disfrute gastronómico o de los acordes escuchados.

En tercer lugar, el jazz es un motor de la historia. Nacido como una forma de comunicación secreta entre esclavos, en su siglo y pico de historia el jazz ha sido un vehículo de integración para los negros y las mujeres. Estas comenzaron a formar parte en el mundillo artístico con trabajos en discográficas, publicidad y otros puestos antes vetados. Además, en los años 20 del siglo pasado contribuyó a integrar elementos de la cultura afroamericana no aceptados anteriormente. El jazz consiguió ser una llave de cambio y evolución y el comienzo del reconocimiento de la cultura negra norteamericana.

Pero este estilo no sólo influye en la música, también en las palabras. El estilo literario ha ido evolucionando gracias a la influencia del jazz. Los convencionalismos en la escritura, la forma de narrar historias, la poesía y los medios de comunicación sucumbieron al género. No solo se han hecho, y se hacen, constantes referencias al jazz, sino que la forma de escribir, más ágil, más emocional y más profunda, evoca la forma de ser del jazz.

Por último, el jazz es imprescindible para la música actual. Los artistas más reconocidos del pop, el jazz, la electrónica y el rock tienen influencias jazzísticas e incluso cuentan con músicos del género para sus grabaciones y conciertos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.