Salir por Madrid: Republik Club

Hacía tiempo que no nos dábamos una vuelta para conocer nuevos tugurios de Madrid. Pero prometemos retomar esa buena costumbre. Y lo hacemos con un local bien interesante: el Republik Club (calle Puebla, 6), una sala dedicada fundamentalmente a la electrónica pero en la que también hay espacio para otros estilos como el reggae y el rock.

republik

Al igual que otras salas madrileñas, la Republik tiene una doble personalidad. Por la tarde, acoge conciertos de ‎rock‬, ‪‎indie‬, ‪‎rap‬, ‪‎punk‬, ‪‎electrónica‬, ‪‎folk‬, ‪‎hardcore‬, ‪R&B, soul‬, reggae, ‪‎postrock‬… Y a partir de las 12 se convierte en discoteca, con un ambiente diferente en cada una de sus dos plantas.

Habitualmente, una planta esta dedicada a los sonidos más duros (drum and bass, jungle, techno) y la otra a una electrónica más asequible, rock alternativo o incluso pop. Dependiendo de la noche, también puede sonar música ochentera, industrial y gótica.

La sala abre jueves, viernes, sábados y domingos. A pesar de ser una discoteca que está abierta hasta las 6 de la mañana, los precios de la entrada no son prohibitivos (7 euros con una copa y 10 euros con dos). Y, ¡oh maravilla!, las copas no son de garrafón. Otro rasgo distintivo que hace que el Republik Club sea una opción a tener muy en cuenta en las noches del centro de Madrid.

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Hace más de un año que trabajo casi regularmente , una vez al mes , en una fiesta que llena la sala y le da vida . Bailo , performo , eso hace que tenga que llevarme vestuario y que deba cambiarme en el guardarropas ya que no hay camarino , anoche la sala.debordó, entrė a la 12 de la noche , 5:45 llegando al final , quiero entrar al.guardarropas para sacarme unas plataformas que me estaban matando los pies , y el vestuario que llevaba hacia horas , había cola , una persona me dijo d todo , pero el resto era consciente que debía pasar , por esto paso arrodillada , para no molestar … Y cdo paso la puerta del *guarda ropa* muy muy chico de espacio , la mismísima dueña Viviana ( con b o como se escriba ) me pega patadas en el estómago y me dice animaladas , mientras tanto las animaladas se las dice también a dos personas estupendas
    que están en el guardarropas de encargadas , hace año que vengo aguantando a la mujer esta , y su maltrato hacia sus empleados , de una manera muy hiriente , y anoche bastó para que resigne mi puesto . Soy una trabajadora , que gana menos nada por horas arriba de una tarima , animando , poniendo lo mejor de mi , un esfuerzo tremendo , soy latina igual que ella y me tengo que ganar el pan lo hizo o hace ella , pero no con maltratos . Esta persona violenta no puede seguir siendo lo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.