Saratoga regresa a casa por todo lo alto

Saratoga demostró en 2016 un buen estado de forma con su nuevo disco Morir en el bien, vivir en el mal, uno de los mejores álbumes presentados por el grupo de los últimos años y que se ha ganado grandes elogios por parte de sus seguidores. Por ello, cuando una banda como esta, que ya se acerca a cumplir 25 años, regresa a su ciudad a presentar su nuevo trabajo, no se puede esperar otra cosa que una noche mágica y vibrante, y así fue.

La sala But daba la bienvenida a los madrileños que poco a poco fueron llenando el lugar hasta la bandera, impacientes por ver saltar a los componentes de la banda sobre el escenario. Y lo fueron haciendo a eso de las 9 de la noche uno por uno, ante el aplauso de los asistentes. Con una curiosa forma de presentarse gracias a unas luces sobre el escenario donde iban apareciendo sus nombres iluminados, lo cual hacía que la gente corease sus nombres. Un arranque con el nuevo disco presente, ya que la primera en sonar fue Perseguido, arrancando la voz de Tete al unísono que las serpentinas saltaban desde el escenario.

El grupo continuó con el disco de la gira con otro tema como es Volverá, el cual dejó claro que el nuevo disco iba a ser coreado entre los asistentes toda la noche, sabiéndose sus letras al dedillo y esperando estos temas como si fuesen algunos de los que llevan 25 años acompañando a la formación. Pero no solo el nuevo disco iba a ser protagonista, y por ello el siguiente tema en sonar fue Tras las Rejas, el cual  solo sería un preludio de lo que estaba por llegar; ya que tras vivir un duelo entre la voz de Tete y la guitarra de Jero en un pequeño show para el público, se daría paso a Maldito Corazón que hizo saltar a cada uno de los presentes haciéndoles disfrutar del clásico.

No habría tiempo para el respiro ya que los siguientes temas clásicos en brillar en el escenario serían Ángel de Barro y  No sufriré Jamás por ti, haciendo que todo el mundo se viniese aún más arriba para volver a descargar otros dos temas esperados de su nuevo trabajo. En primer lugar Mi Venganza, para posteriormente dar paso al tema que da nombre al disco: Morir en el bien, vivir en el mal. Tras éste, llegaba el momento de Vientos de Guerra, tema que precedería a un gran solo a la batería por parte de Dani Pérez, muestra de su talento con las baquetas.

Seguirían los clásicos sonando en la noche madrileña con temas como Heavy Metal y A Morir antes de volver a entrar en materia con el último disco. Para ello se instaló una guitarra acústica sobre el escenario, la cual era tocada por Jero a la vez que cambiaba y volvía a la eléctrica; todo ello para ofrecer al público de Madrid la canción del nuevo álbum El ciprés solitario. Y no podía ser menos, con una acústica en el escenario, y sin un segundo para recobrar el aliento, Jero comenzó los primeros acordes de Si Amaneciera, tema que sin duda era esperado por el público asistente.

Tras ello Tete, el cual se comía el escenario en cada canción demostrando el gran momento vocal en el que se encuentra, hizo una llamamiento en contra de la violencia de género, el cual sirvió de introducción para el tema del nuevo disco El Vals de la Rosa Herida. Tras este Luchar y Morir sería el tema previo a los bises del grupo.

Tras ser coreados los componentes de Saratoga regresaron al escenario con Niko, magistral al bajo también toda la noche, haciendo la introducción del último tema del nuevo disco en sonar: No pidas perdón. Tras este la sala acabaría de reventar con los dos últimos clásicos encargados de cerrar la noche, en primer lugar Como el Viento y finalmente Perro Traidor poniendo el broche a una actuación enorme de esta gran banda.

Reportaje Gráfico: Inés Sampedro

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.