50 bandas que deberías escuchar sí o sí: 20) Offspring

A principios de los 90, el punk comenzaba una segunda edad dorada. El surgimiento de un subestilo conocido como hardcore melódico, popularizado por Bad Religion, dio lugar a un boom de bandas con un estilo contundente pero más asequible al oído que el del punk old school de Black Flag o Bad Brains, por poner dos ejemplos. Fueron muchos los grupos que surgieron al calor de esa segunda gran ola del punk, focalizada en la Costa Oeste de EEUU, de los que dos brillan especialmente, aún en nuestros días: Green Day y The Offspring.

Pese a que los primeros han llegado más lejos en su viaje hacia el mercado de masas, Offspring pueden presumir de haber grabado el disco con más ventas de la historia de las discográficas independientes. Fue el ‘Smash’, lanzado en 1994, que vendió más de 8 millones de copias sólo en Estados Unidos y que contiene el megahit Self Esteem.

Pero los Offspring ya llevaban casi una década tocando y un par de discos en su haber, The Offspring e Ignition, con un sonido mucho más punk. Sin embargo, el Smash fue el álbum que les lanzó al estrellato y consolidó, junto al Dookie de Green Day, el punk rock de principios de los 90.

offspring

Su siguiente trabajo, Ixnay on the Hombre, siguió la misma línea: punk rock a ratos intenso a veces amable, perfecto para los adolescentes de todo el mundo. Pero, al igual que tantas otras bandas adscritas en sus inicios a sonidos más duros, The Offspring se dejaron seducir por la falacia “pop igual a mayor éxito”. El Americana de 1998 fue el primer paso de un camino continuado con el Conspiracy of One dos años después.

Lo malo es que los resultados fueron más parecidos a los de Metallica que a los de Green Day. Los fans más punkis desertaron espantados por ese estilo casi pop y el gran público no terminó de acogerles en su seno. Una década y media y tres discos después, los de Orange County siguen en el mismo punto. Son un grupo lo suficientemente reconocido como para encabezar festivales de rock -estuvieron en el Resurrection Fest de este año, sin ir más lejos- a pesar de sus cuestionables directos, pero no han llegado a dar el salto y convertirse en referentes de su estilo a escala mainstream -como sí han logrado Green Day-. Y sus seguidores de los primeros tiempos los consideran en general un grupo poco serio, imagen que su último trabajo, el Days Go By de 2012, no ha contribuido a borrar.

Aunque su mejor momento ya haya pasado, Offspring pueden considerarse parte de la historia del punk. Su auge ejemplifica el de todo un estilo y una escena a principios de los 90, y temazos como Self Esteem, Kids Aren’t Alright, Gone Away o Come Out and Play son ya clásicos intemporales del punk rock.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.