Las 8 películas de Pixar que no te puedes perder

Mañana llega a los cines El Viaje de Arlo, la nueva película de Disney Pixar. Por ello en nuestra selección de esta semana, queremos repasar las mejores 8 películas de Pixar, que creemos no debes perderte por nada del mundo. Muchos estarán de acuerdo en que es difícil dejar fuera de la lista películas como Wall-E o Los Increíbles, pero ante tanta calidad era complicado decantarse por alguna. Estad preparados porque nos vamos hasta el infinito y más allá 😉

Toy Story

toy-story

Toda historia tiene un comienzo, y éste se podría decir que fue el de Pixar si dejamos de lado sus trabajados cortos de animación. Fue su salto a la gran pantalla, donde además de cobrar vida sus ideas lo hacían los juguetes del cuarto de Andy, una aventura sin precedentes que mostraba algo fresco y original tanto a pequeños como mayores. Su gran éxito daría lugar a una segunda y tercera parte, muy a la altura de esta primera, con personajes para el recuerdo que harían a más de uno mirar de reojo sus muñecos antes de abandonar la habitación.

Bichos: Una aventura en miniatura

bichos

Y es que si ya demostraron que unos juguetes podían cobrar vida y ofrecer una historia entretenida, Pixar también decidió hacerlo con insectos. De este modo pronto vimos como el estudio de animación sacaba maravillosas aventuras de sitios inimaginables. Además, en esta ocasión, su aventura para niños se mezcla con un clásico de los Western: La hormiga protagonista decide acudir a las afueras de su colonia, en busca de unos héroes que acaben con los abusos a los que son sometidos por los saltamontes ¿A alguno le suena? Por supuesto, hablamos de los 7 Magníficos.

Up

up

Fue quizás la película que enamoró tanto a pequeños como adultos, haciendo que los más mayores echasen alguna que otra lagrimita, con una película que ya forma parte de la historia del cine de animación. Un anciano que parece completamente aburrido, consigue sorprendernos a todos al sacar a relucir el aventurero que lleva dentro en compañía de un joven Scout. Una historia de amor y fantasía donde veremos la idea más loca para evitar ser desahuciado, nada más y nada menos que llenar la casa con globos de helio y salir volando de la zona, una acción original para una película brillante.

Monstruos S.A.

monstruos-sa

¿Cuantas veces los niños han pasado miedo por los monstruos de su armario? ¿Y si ellos solo intentasen hacer su trabajo? Aquí es donde radica la esencia de esta película, donde en el universo de estos seres se usa la energía producida por los gritos humanos para producir electricidad; para ello se cuelan cada noche en casas de todo el mundo, a través de puertas de los armarios, para producir cientos de sustos que sustenten a la ciudad. La genial idea del estudio de animación va más allá, ya que los monstruos temen a los niños, piensan que son contagiosos y les tienen verdadero pánico. Todo ello quedará claro cuando uno de ellos llegue a su mundo sembrando un verdadero caos y un gran cariño por parte del dueto protagonista y por supuesto, del público.

Buscando a Nemo

nemo

Sigue nadando, diría Dory, y es que es lo que hizo Pixar con sus películas. En esta ocasión para ofrecernos una aventura submarina, dejando bichos y muñecos, nos adentramos en la búsqueda desesperada de un padre, que tras perder a su hijo Nemo, decide cruzar el océano en su busca. Una historia de amor fraternal diferente a las vistas anteriormente en el cine, y que vuelve a demostrar como una película de animación puede encandilar tanto a pequeños como adultos.

Inside Out

inside-out

Fue la sorpresa de este año, aunque es difícil ya que uno no se sorprenda con algo de Pixar. En ella se mostraba como protagonista a la mente y sus emociones, algo que a priori puede sonar la mar de aburrido, pero que sin embargo lograron que nos enganchásemos a su historia como a tantas otras vistas hasta la fecha. Alegría o pena, da igual lo que sintamos, nada será visto igual tras ver esta película.

Brave

brave

El motivo por lo que hemos decidido incluir a Brave en la lista, es porque quizás es uno de los ejemplos más claros de la unión entre Disney y Pixar. Su historia, muy en la línea de los clásicos de la factoría de Mickey Mouse, tiene todos los factores claves en dichas películas: una “princesa”, magia e incluso canción cantada por la protagonista. Una manera de cortar esa linea que existía entre los trabajos de ambos estudios mientras que Disney nos ofrecía otras en la linea de Pixar con Rompe Ralph.

Cars

cars

Entre los niños más pequeños es quizás el que más fama tiene, sobretodo Rayo McQueen. De nuevo los objetos inanimados cobran vida, en este caso los coches, para trasladarnos a Radiador Springs, un lugar donde el protagonista de la historia descubrirá que a veces para tener éxito es más importante rodearse de gente a la que le importas y que te importa, que pensar solo en uno mismo.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.