Cazando orcos en Mordor

ficha valiant

Mordor se cierne sobre La Tierra Media en una época oscura en la que el Señor Oscuro prepara su resurgir con el apoyo de sus orcos. Nuestro alma se encuentra atrapada en este territorio, unos terrenos infestados de criaturas donde deberemos ayudar a un espectro luminoso cuyo destino compartimos y que nos ayudará para culminar nuestra venganza tras perder a nuestra mujer y nuestro hijo a manos de una de las manos negras de Sauron. No tardaremos en descubrir que ese espectro que nos acompaña fue el encargado de forjar los anillos de poder haciendo así la aventura mucho más completa.

En nuestros primeros pasos por esta zona oscura de la Tierra Media puede que nos sintamos algo perdidos ante el amplio abanico de opciones que tendremos pero será cuestión de minutos que nos familiaricemos con nuestras tareas y los sistemas de control, punto que dará paso a nuestras decisiones de que camino tomar a la hora de jugar.

Decimos esto porque pese a no encontrarnos ante un mapeado demasiado extenso en las zonas que visitamos, las posibilidades que estas ofrecen aparte de su misión principal son enormes. Comenzaremos no obstante por su tareas principales las cuales en su mayoría consistirán en acabar con los distintos capitanes y caudillos orcos que regentan esas tierras. Para ello los eliminaremos a estas criaturas siguiendo su sistema Némesis el cual ha sido creado para dar forma a una jerarquía en la que veremos los puestos de mando que ocupa cada orco siendo nuestro objetivo terminar con los que más mandan para causar mayores estragos entre las filas enemigas.

Es de alabar el sistema del que hablamos ya que veremos como aquellos a los que nos enfrentemos y no venzamos nos recordarán en el futuro o algunos que creíamos muertos volverán con el rostro desfigurado para vengarse de su derrota. No solo eso si no que además el mero hecho de acabar con nuestra vida les servirá como ascenso y veremos un sin fin de combinaciones por las que irá variando las filas del enemigo. Pero ahí no acaba todo ya que cada uno se comporta de manera distinta y si interrogamos a sus secuaces podremos obtener información sobre nuestro rival para así atacar sus puntos débiles.

sombras-de-mordor

Y al morir, cosa que haremos en más de una ocasión, siempre reviviremos pero no es tan ventajoso como parece, ya que avanzará el tiempo haciendo que surjan nuevos rivales y que los ya existentes se vuelvan más fuertes, por lo que habrá que pensar las cosas dos veces antes de precipitarnos a una agónica muerte. Es por ello que el sigilo será clave en nuestra aventura pudiendo ejecutar a nuestros enemigos en silencio y avanzando al más puro estilo Assassin’s Creed.

Aunque muchos puedan relacionarlo con el popular juego de acción de Ubisoft diremos que el parecido no es tanto, ya que en nuestro caso nos ha recordado más a uno de los juegos de la trilogía Arkham de Batman. Por ello vemos un sistema de combate muy fluido en el que cuando nos ataquen tendremos la opción de contraatacar pulsando el botón adecuado en el momento oportuno, saltar por encima de los enemigos con escudo para atacar por su espalda y realizar diferentes combos. Realmente el sistema de combate es practicamente calcado a la saga de la que hablamos, suponemos que en gran parte debido a que llevan el mismo sello de Warner.

sombras-de-mordor-2

A la hora de progresar en el juego podremos ir mejorando nuestras habilidades tanto como guerrero (o montaraz en este caso) o como espectro, potenciando así las habilidades mágicas con las que contamos. Por otra parte encontramos una manera de personalizar nuestras armas, que serán 3, una espada, un arco y una daga. Estos objetos se mejoraran mediante runas que iremos recogiendo al eliminar a capitanes orcos, dichas mejoras nos permitirán potenciar atributos como recuperar vida al acertar con una flecha en la cabeza del enemigo o sembrar el terror entre los enemigos al ejecutar brutalmente a uno de ellos con la daga.

Además de la historia principal encontraremos multitud de tareas secundarias que nos servirán para mejorar nuestro personaje y que podemos asegurar harán que nos piquemos para intentar realizar todas y convertir a nuestro personaje en un experto asesino de orcos. En estas tareas encontraremos desde las típicas de recolectar coleccionables a liberar esclavos o superar retos con las diferentes armas. Pero sin ninguna duda más de uno dedicará tiempo a la cacería de nuestros enemigos intentando sembrar el pánico entre ellos y matándolos por puro entretenimiento sin que sea estrictamente necesario para la historia.

sombras-de-mordor-3

Gráficamente el juego luce de sobresaliente (en la versión de PS4 que es donde lo hemos jugado) dando muestras de lo que es capaz esta nueva generación, con multitud de efectos y partículas en los parajes más oscuros de la Tierra Media. Cabe destacar el sistema de orcos creados que aunque puedan parecer similares no veremos ninguno igual durante las horas de juego.

Por su parte el apartado sonoro no tiene nada que envidiar a las películas de la saga ya que su banda sonora es bastante buena y cuenta con un gran trabajo de doblaje a nuestro idioma; con voces reconocidas como el original de Gollum que podremos ver y oír en el videojuego.

Por tanto estamos ante un gran juego de acción, que si bien es cierto que bebe de otros títulos con una jugabilidad muy Arkham, perfecciona lo visto hasta ahora dando aun más profundidad a nuestra aventura. Estamos seguros que más de uno decidirá apartar durante bastante horas la historia principal para dedicarse a vagar los terrenos del juego realizando tareas secundarias y divirtiéndose, algo que es de alabar hoy en día en un videojuego. Por lo tanto si eres fan de la Tierra Media y de los juegos de acción no dejes pasar esta oportunidad pues Mordor te espera y tendrás montones de orcos para cazar y matar.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.