Barcelona, un destino inigualable a tiro de piedra

A la hora de planificar nuestras vacaciones, podemos optar por grandes capitales, como Londres, o destinos exóticos, como Estambul. Pero si el presupuesto, o la comodidad, nos impulsan a buscar opciones más cercanas, esto no supone ningún problema para disfrutar de unas vacaciones maravillosas sin alejarnos mucho de casa. En la península Ibérica tenemos ciudades estupendas, destino de multitud de turistas de todo el mundo, y al alcance de la mano para nosotros. Una de ellas es Barcelona.

Qué ver

Viéndola con un poco de perspectiva, y sin dejarnos llevar por el chauvinismo, Barcelona es una de las grandes capitales turísticas del mundo. Discos, libros y películas de autores extranjeros están ambientados en la Ciudad Condal. Por algo será.

El corazón de Barcelona, y la zona que más merece la pena ver, es la Ciutat Vella. Famosa por sus monumentos históricos, sus callejuelas y su ambiente bohemio, se divide en cuatro zonas: el Barrio Gótico, la Ribera, el entorno de la Rambla y el Raval.

El Barrio Gótico conforma un laberinto de calles en torno a la Catedral de Barcelona, un edificio gótico del siglo XIII. La cercana Plaza del Rei es el centro histórico del barrio, donde estuvo emplazado el Palau Major. En la Plaza de Sant Jaume, centro político de Barcelona, encontramos el Ayuntamiento y el Palau de la Generalitat.

En La Ribera se encuentra la iglesia de Santa María del Mar, una de las más bonitas de la Ciudad Condal. También destaca el Palau de la Música Catalana, de estilo modernista, y el Parque de la Ciutadella. Este parque, que ocupa el terreno de la antigua Ciudadela, fue sede de la Exposición Universal de 1888 y hoy alberga el Zoo de Barcelona.

barcelona-verLa Rambla necesita pocas presentaciones. Una calle peatonal colmada de puestos de flores y terrazas de restaurantes, en cuyos márgenes podemos ver el Palau de la Virreina, el mercado de la Boquería o el Liceu. Si bajamos desde la Plaza Catalunya hasta el Monumento a Colón, junto al mar, podemos desviarnos un poco a la izquierda para ver la Plaza Reial, auténtica plaza mayor de la ciudad.

Por último, el Raval. A la derecha de la Rambla se extiende este barrio, antiguo arrabal poblado por inmigrantes murcianos y andaluces y hoy escenario de la multiculturalidad de Barcelona. Entre los puntos más destacados, la iglesia de Sant Pau, el Palau Güell y el Centro de Cultura Contemporanea.

Barcelona es también la ciudad de Gaudí. La archiconocida Sagrada Familia, nunca terminada; la Casa Batlló, actual museo modernista de Gaudí; La Pedrera y el mágico Parque Güell, también obra del genial arquitecto, están un poco más retirados, pero el viaje merece la pena.

Qué hacer

Barcelona cuenta con una gran ventaja sobre otros grandes ciudades europeas: tiene playa. Playas más bien: la de la Barceloneta, la de la Nova Icaria, la del Bogatell y la de la Mar Bella. Están bastante concurridas, pero son una gran opción en verano, si apetece darse un chapuzón o jugar al volley-playa.

barcelona-hacerLos amantes de las alturas pueden coger el funicular que sube a lo alto de la montaña de Montjüic, desde la que se domina toda la ciudad. O acercarse en el Tranvía Azul hasta la montaña del Tibidabo. Allí se encuentra el Parque de Atracciones, el más antiguo de España.

Por último, un plan para futboleros: visitar el Camp Nou, el estadio del Fútbol Club Barcelona, con capacidad para casi 100.000 espectadores. Lo ideal es vivir el ambiente en un día de partido, pero entre semana está la opción de hacer el tour Camp Nou Experience.

Qué comer

En torno a la Rambla proliferan los locales habituales de cualquier ciudad turística: pizzerías, hamburgueserías, kebabs… codo con codo con los típicos restaurantes de paella y sangría para los turistas. Si queréis probar algún plato de la tierra, tendréis que rebuscar un poco más, hasta encontrar un restaurante catalán.

La escalibada (verduras asadas y aliñadas con aceite de oliva y sal) es un plato muy apropiado para estas fechas. En invierno son más propios la escudella (una especie de cocido) y los calçots (cebolletas acompañadas de salsa romesco).

barcelona-comer

Por dónde salir

Al igual que el resto de las grandes ciudades españolas, Barcelona es conocida por su vida nocturna. Hay bares y terrazas para los más tranquilos, y pubs y discotecas para los más marchosos.

Para salir, tenemos varias zonas donde elegir, pero nosotros nos quedamos con tres, sin contar con el megacentro Maremagnum, al final del Moll de la Fusta. La primera, la Villa Olímpica, es la más turística, con locales de moda y discotecas a pie de playa. Más alternativa es la zona de Gràcia, con multitud de bares musicales y pubs, más frecuentada por los barceloneses. Por último, el Eixample, perfecto para cenar de tapas y rematar la noche con unas copas. Es además una zona conocida por su ambiente gay.

barcelona-salir

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.