Clover Club: un cóctel que está de dulce


Hay cócteles que son como postres. Dulces, delicados, ideales para tomar después de una suculenta comida o cena. Y en algunos casos, tan complicados de preparar como una tarta. Es el caso del Clover Club, un trago a base de ginebra que incluye entre sus ingredientes jarabe de frambuesa y clara de huevo.

El Clover Club nació en la primera década del siglo XX en el club de Brooklyn (Nueva York) que le dio su nombre. A diferencia de otros cócteles de la época, su fama acusó el golpe de la Ley Seca y no recobraría su puesto en las barras hasta años después. Quizá tenga que ver con el hecho de que no es fácil de preparar y con la dificultad de disponer de huevos frescos en un local. No obstante, el esfuerzo merece la pena.

-Para prepararlo necesitamos:
45 ml de ginebra
15 ml de jarabe de frambuesa
15 ml de zumo de limón
1 clara de huevo

-Preparación:
Lo primero es verter todos los ingredientes, incluyendo la clara de huevo, en una coctelera o vaso mezclador sin hielo. Después hay que agitar bien para que la clara adquiera una textura similar al punto de nieve para conseguir espuma en la mezcla. Una vez logrado, añadir hielo para enfriarla y servir en una copa de cóctel. Se puede adornar con un par de frambuesas.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.