El libro de la muerte, viva México

Imprimir

Hoy en día es difícil destacar en el género de la animación sin la productora del viejo Walt detrás quitando algunas sorpresas como Gru, sin embargo la apuesta está ahí y algunas veces se nos sorprende con películas como la que hoy nos ocupa, El Libro de la Vida, algo diferente no solo por su argumento si no por la incursión de Guillermo del Toro como productor de la misma, una baza más que suficiente para muchos para echar un vistazo a este estreno que llega mañana a nuestros cines.

La historia nos cuenta como tres amigos de la infancia Manolo, Joaquín y María crecen cada uno de forma diferente. Manolo (claro protagonista de la historia) sueña con ser cantante, sin embargo su padre obsesionado por perpetuar el linaje de la familia Sánchez le obliga a continuar la profesión familiar de torero. Por otra parte Joaquín, seguirá la senda de su padre y se convertirá en el guerrero más grande de la ciudad. Ambos pugnaran por el corazón de María en una apuesta entre Xibalba y la Catrina dioses de la muerte que se juegan sus reinos dependiendo del ganador.

Lo cierto es que el comienzo de esta película hace presagiar al público adulto que se va tratar de algo muy infantil, ya que comienza con unos niños que acuden a un museo a los cuales una misteriosa guía les enseña una zona oculta, contando así la historia antes mencionada. Sin embargo este inicio tan infantil queda diluido según avanza, mostrando una historia diferente, donde se toca la muerte al puro estilo mexicano cargada de originalidad aunque en algunos momentos finales la pierde siendo bastante predecible cada acontecimiento que se sucede.

Destaca también su estética, ya que al contar la historia a los niños se utilizan unos muñecos de madera, los propios personajes serán por tanto así. Además, como no podía ser de otra forma dada la forma en que se muestra la muerte al estilo mexicano, cargado de colorido donde la muerte pierde en gran parte su estética oscura (quitando el reino de los olvidados) y se convierte en una fiesta donde la gente disfruta de la otra vida.

librovida1

Los personajes son quizá los típicos estereotipos que solemos ver en este tipo de historia, no por ello decimos que sea algo malo ya que como comentábamos su historia es bastante original, pero si que es cierto que sus protagonistas están ya algo vistos (si algo suele funcionar no hay porque tocarlo). Por ejemplo Manolo es el héroe bondadoso que se antepone a los infortunios de la vida a base de su buen corazón, Joaquín en cambio es un personaje que busca el éxito con trampas y su valentía va acompañada de algo de egoísmo por momentos, mientras que María es la joven damisela que debe ser conquistado su corazón (eso si, podemos ver que es una mujer de armas tomar).

Por tanto estos personajes unidos a la originalidad de la historia nos da una trama que nos atrapa durante sus 95 minutos de duración. Sin embargo como decimos creemos algo descompensada la introducción de la historia que peca de algo infantil, aunque posiblemente sea una forma adecuada de introducir la película a los más pequeños de la casa.

librovida2

Así que ya sabéis, aunque ya ha pasado San Valentín, si lo tuyo no son las 50 sombras de Grey y prefieres algo más familiar, te invitamos a descubrir esta entretenida historia de amor, algo diferente y una forma nueva de abordar las costumbres mexicanas desde el cine de animación. Puntuación 3/5.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.