Malditos y desternillantes vecinos

Imprimir

La comedia norteamericana parece estar sufriendo un cambio en los últimos años, tras una temporada de cine de juergas universitarias y jóvenes salidos parece que vuelven buenos años para este género, atrás quedan ya las resacas de Resacón que tan buen resultado tuvo o la sorprendente fiesta universitaria de mano de Project X. Con Malditos Vecinos se dan la mano adultos y jóvenes en una batalla no solo entre vecinos si no también entre el adulto y sus ganas de volver a ser joven aunque sea por unos instantes.

La película nos cuenta como  una pareja (Rose Byrne y Seth Rogen) se cambia de barrio con su hija recién nacida en busca de la tranquilidad. Sin embargo al poco de instalarse sus vecinos de al lado se mudan y llegan unos nuevos, una fraternidad universitaria que les hará la vida imposible con sus grandes fiestas organizada por su líder (Zac Efron).

No es la primera vez que su director, Nicholas Stoller, apuesta por una comedia a la hora de hacer cine. Ya lo pudimos ver al frente de Todo sobre mi desmadre o Eternamente comprometidos, en las que pese a mostrar sus cartas para ofrecer risas al público no daban con la tecla de lograrlo durante toda la cinta quedando todo en algunos gags con mayor fortuna que otros. Sin embargo en esta ocasión de los 96 minutos de duración al menos 86 nos arrancan una sonrisa, algo difícil hoy en día y una clara muestra de como la comedia se reinventa para el espectador y nuevos tipos de público.

El reparto protagonista nos brinda grandes momentos gracias a la complicidad demostrada entre Rose Byrne y Seth Rogen, este último ayuda a su interpretación con ese aspecto de niño grande que hace que veamos como su yo adulto lucha contra sus deseos de volver a ser joven muchas veces sin conseguirlo. Mención aparte el papel de Zac Efron, sin duda una de sus mejores interpretaciones, más maduro delante de las cámaras pese a su papel de tipo duro y gamberro y que de seguir creciendo posiblemente lleguemos a ver a un gran actor.

malditosvecinos

Por lo tanto aun con medio año por delante es muy probable que nos encontremos ante una de las comedias que marquen el año, dirigida tanto a jóvenes como adultos toca todo esos puntos necesarios para disfrutar de una película y reírse a la vez que algunos padres reviven momentos de sus vidas cotidianas. Una película que no deben perderse y que llega mañana día 9 de mayo a los cines. Puntuación: 3,5/5

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.