Cuando el vértigo se convierte en arte

ficha-the-walk-el-desafio

En medio de estas navidades y tras estrenos de películas esperadas como Star Wars: El Despertar de la Fuerza, nos llegaba el pasado fin de semana la película de Sony Pictures titulada The Walk: El Desafío. Una historia basada en hechos reales candidata a ser una de las nominadas en los Oscars de 2016.

En ella se nos narra las memorias escritas por el propio protagonista, Philippe Petit, el cual veía en fonambulismo un arte en el que buscaba maravillar a su público con retos cada vez más complicados. En su mente, un sueño, el de cruzar de lado a lado entre las Torres Gemelas de Nueva York por un cable, un reto en el que el riesgo y la adrenalina estarían presentes como queda plasmado en el propio filme.

A la dirección de la película se encuentra Robert Zemeckis, el cual ya tiene experiencia en contar historias dramáticas tras películas como Naufrago o Forrest Gump. Una gran dirección que va contando la historia a un ritmo correcto, capaz de atrapar al espectador sin precipitarse al vacío, en busca del gran final al que todo el público espera llegar. Una trama contada por el propio protagonista, tal cual lo contó en sus memorias, que queda perfectamente plasmado, llegando a empatizar con éste y cada uno de los personajes en todo momento.

Para ello cuenta con un gran reparto, donde hay que destacar a Joseph Gordon-Levitt en el papel de Philippe, sin duda una de sus mejores interpretaciones.  Le acompaña para dar aun más carga dramática al filme la canadiense Charlotte Le Bon como Annie, y el veterano Ben Kingsley encargado de tutelar al protagonista en las técnicas para realizar los equilibrios sobre el alambre.

the-walk-1

A nivel visual la película ofrece un espectáculo en el que damos fe de que la sensación de vértigo está presente. Mediante unos cuantos planos picados al abismo del World Trade Center, el espectador llega a sentir esa sensación que pudo llegar a experimentar el propio Philippe Petit, no muy apta para aquellos que sufran vértigo. Incluso puede que aquellos que no tenga ese temor a las alturas, este salga avivado a la salida de la sala de cine, dada la gran impresión lograda por los diferente ángulos ofrecidos durante su parte más tensa.

Sobre el efecto 3D de la misma no podemos hacer otra cosa que recomendarlo. En otras ocasiones hemos visto películas, cuyo sistema de 3 dimensiones no era tanto como lo esperado. Sin embargo, en este caso, la sensación que aporta el 3D hace que se acrecienten esas sensaciones antes mencionadas. Más aún si tenéis la oportunidad de experimentarla en Imax 3D, el sistema que creemos ideal para poder disfrutar de la película al 100%.

the-walk-2

Por tanto estamos ante una de las películas del año, y donde no descartamos ver alguna que otra nominación a las estatuillas de Hollywood dentro de poco. Una experiencia recomendable para disfrutar de esta historia basada en hechos reales, cargada de ritmo y sobretodo, de mucho vértigo. Puntuación: 4/5

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.