Volviendo a perdernos en El Laberinto

dentro-laberintoHoy nos ha dejado David Bowie, y por ello queremos realizar una breve reseña de una película de visionado obligado, que es buen momento para volver a ver o descubrir en el caso de aquellos que nunca la hayan hecho. Os invitamos a perderos una vez más Dentro del Laberinto.

Esta película de 1986 es una abanderada del cine de los 80, ese en el que las marionetas y efectos especiales hicieron crecer a una generación, que siempre opinará que el 7º arte perdió su magia con la llegada de los efectos digitales. En ella se nos contaba al historia de Sarah, interpretada por una jovencísima Jennifer Connelly, la cual desea que su hermano pequeño sea secuestrado por los goblins. El encargado de gobernar a estas criaturas era nuestro querido David Bowie, que bajo el nombre de Jareth manda sobre ellos como su rey. Rápidamente la protagonista se arrepiente de su decisión y decide ir en busca de su hermano; para ello deberá atravesar un enorme laberinto, lleno de pruebas, retos y sobretodo, de grandes amigos que irá conociendo por el camino. A continuación podemos ver a Bowie en dicha película.

Este filme ganó a mucha gente por sus diseños y su fantasía, que llevo un cuento de hadas a materializarse tanto para adultos como para los más pequeños. Para ello se contó con la dirección de Jim Henson, el cual para muchos es familiar ya que se trata del creador de los Teleñecos, teniendo ya experiencia en el manejo de las marionetas para esta película. El elenco tras las cámaras no quedaba ahí ni mucho menos, ya que el guión corría a cargo de uno de los Monthy Phyton, Terry Jones, y la producción llevaba el sello de George Lucas. Si a esto le añadimos a Frank Oz como animador del filme, tenemos una película histórica e imprescindible, para aquellos que lo desconozcan, Oz es un experto actor y titiritero que ha puesto movimiento y voz no solo a los Teleñecos y otras películas, si no también a un personaje importante de la saga Star Wars como es Yoda.

Por tanto, y como decíamos al comienzo del reportaje, tras la marcha de Bowie creemos que esta película se vuelve de visionado obligado, para recordar que la magia de este artista sigue viva, esté donde esté ahora.

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Adiós a David Bowie | CÍRCULO 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.