Escape Room: La Desaparición del Profesor

Tras varios meses confinados, poco a poco vamos “acostumbrándonos” a esto de vivir con el virus que nos tiene asolados. Y dentro de esta “nueva normalidad” toca buscar alternativas de ocio seguro. Una de ellas, creemos que es justo una de nuestra pasiones, los Escape Rooms, y por ello, nos hemos lanzado a volver a jugar salas de escape. En esta ocasión, teníamos uno cerca de la casa de un servidor, que llevaba tiempo con ganas de hacer una visita a estos vecinos. Hablamos de La Cronosfera, y de su primera misión, La Desaparición del Profesor. ¿Una aventura de viajes en el tiempo? Sin ninguna duda teníamos que jugarla, por lo que nos dirigimos allí dispuestos a formar parte como agentes de campo.

Según la información proporcionada por LA AGENCIA, uno de sus agentes colaboradores, el profesor Maimónides, se encontraba en 1920 para realizar un trabajo. Sin embargo, se ha podido comprobar que no ha realizado sus tareas en la linea temporal LC-8/21. La intervención debe ser inmediata, y por ello nos enviarán a la residencia del profesor para averiguar lo ocurrido. Para ello contaríamos con 60 minutos, tiempo por el cual podríamos volver a nuestra época actual (que no sabíamos hasta que punto compensa con la situación actual), quedando atrapados en 1920 si no lo hacíamos antes.

Hemos de decir que el comienzo, así como su introducción nos parece muy acorde a la experiencia, haciendo inmersivo el juego desde el minuto 1 de entrar por la puerta. Además, la explicación de las normas, así como la adaptación de la introducción al tema del Coronavirus, creemos que se entiende perfectamente y que hace que te den esas ganas de empezar a jugar y a pasártelo bien. Hemos de destacar la seguridad de la sala, ya que en todo momento debes llevar la mascarilla, te desinfectas con gel nada más entrar, y el contacto físico con el personal de LA AGENCIA es prácticamente nulo durante casi toda la experiencia lo cual transmite aún mucha más seguridad.

Metidos ya de lleno en materia, en 1920, hemos de destacar la cuidada ambientación de la sala. Realmente el entrar en ella fue como atravesar una puerta en el tiempo y encontrarte en el pasado. No había nada que te sacase de la experiencia, contando incluso con algunos efectos, que pudimos observar como iban cambiando y evolucionando a medida que avanzaba la trama. Destacar también su curioso sistema de pistas, las cuales están preparadas e integradas en la historia (una buena muestra de curro detrás de este juego, ya que saben en los puntos claves donde pueden atascarse los equipos). Además, existe otro sistema de pistas, que van más al grano y personalizadas al equipo. No queremos desvelar la forma de recibirlas, por no estropear la experiencia, pero os podemos asegurar que nos han parecido muy integradas en el juego y de gran ayuda en la aventura.

En cuanto a los juegos os avisamos que es una sala donde no paras, tienes siempre cosas que hacer y no es nada lineal, teniendo multitud de tareas que hacer de manera simultanea, siendo clave el trabajo en equipo y el distribuirse las diferentes tareas. Pruebas en muchos casos bastante originales, y que cuentan con una pequeña pista de por donde pueden ir los tiros para que no cueste mucho relacionar elementos de juego (creemos que esto es fundamental ya que ante tantos juegos, el no tener esta pequeña ayuda, podría hacer que la gente se dispersase). Además a la hora de reservar, te permiten elegir entre los diferentes modos de juego, tanto para gente con poca experiencia, como para expertos, pudiendo incluso modificar el nivel de ayuda que querrás durante la experiencia. Pudiendo variar de un nivel de dificultad de intermedio a alto en función de lo elegido.

Logramos salir gracias a una pequeña ayudita temporal por parte de LA AGENCIA. Sin duda una gran sala llena de intensidad y que tras jugarla pudimos conocer a sus creadores. Una gran charla como suele ser habitual con la gente del sector, y por lo que también destacamos que hasta para dar tarjetas de otras salas uno se siente protegido, ya que las dan en bolsitas de plástico para evitar tenerlas en una mesa que pueda tocar todo el mundo. Queremos desde aquí felicitar a sus creadores, y estamos deseosos de participar en una nueva misión de La Cronosfera. Hasta entonces solo nos queda recomendar esta sala, como una apuesta de ocio seguro, donde evadirse de este 2020 viajando al pasado.

A continuación os dejamos información por si queréis asistir a este Escape Room:

Página web: www.lacronosfera-agenciadeltiempo.com/

Precio: 39-99 euros (1-6 personas)

Dirección: Calle Tablada, 4, Local, 28039 Madrid

Teléfono: 680458946

Email: contacto@lacronosfera-agenciadeltiempo.com

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.