LCDM siguen en su línea con ‘La Estanquera de Saigón’

Los-Chikos-Del-Maiz

Se acabó la espera. Los Chikos Del Maíz ya tienen en la calle su segundo LP. La Estanquera de Saigón, editado en formato disco-libro, salió ayer con un día de retraso sobre lo previsto por problemas de distribución, aunque LCDM ya se encargaron el lunes de pedir a sus fans que subieran los tracks a YouTube (los que les acusan de vendidos a la industria tendrán que esperar a mejor ocasión para buscar argumentos).

ESTANQUERA SAIGONDespués de escuchar el primer single de adelanto, Tú al Gulag y yo a California, y el segundo, La Estanquera de Saigón, quedaba la duda de si este segundo álbum iba a mantener el nivel del Pasión de Talibanes. La respuesta es opinable.

En general, el tono combativo y las letras elaboradas se mantienen. El nivel de las bases, con excepciones, también. Pero no impacta como su disco anterior. Era un reto difícil, no cabe duda, seguir en la misma línea y al tiempo repetir esa sensación de que Los Chikos Del Maíz eran lo mejor que habías escuchado en mucho tiempo. Quizás porque Pasión de Talibanes es de hace sólo tres años y las comparaciones son inevitables.

No por eso faltan temas que ponen los pelos de punta. El homónimo La Estanquera de Saigón, con las guitarras de Habeas Corpus, resume los símbolos de la lucha política del siglo XX en cuatro minutos. O Revisionismo o barbarie, donde muestran que la izquierda también tiene muchas cosas que corregir y personajes de los que avergonzarse, es una de esas canciones de las que sigues sacando cosas en claro a la quinta o sexta escucha.

Pero también hay cortes que dejan una sensación de déjà écouté, como Putas y maricones, que recuerda a Gente VIP, tanto en el ritmo como en el contenido –defensa de un grupo social perseguido, los losers en Gente VIP; las mujeres, los gays y las lesbianas en este-. Lo más llamativo es la intervención del gran Evaristo de La Polla. También el rollo personal de Los cuatro fantásticos, con Jerry Coke y Charly Efe, suena mucho a temas anteriores.

No faltan tampoco las pullas dirigidas a los raperos hipercomerciales o mediocres (Bobby Fischer contra Spassky está llena); pero en La Estanquera se suman los palos a los nuevos pijos: indies y hipsters, con la inestimable aportación del Shotta.

Destacamos, por último, dos temas que se salen un poco de la línea del disco. Vacaciones en Suiza, con un mensaje muy duro contra los patriotas que saquean su país sobre un sonido inusitadamente ligero, y Paraísos artificiales, en el que el tono intimista queda mucho más conseguido que de costumbre. Y aprovechad el disco hasta el final: el hidden track es de lo mejor, curiosamente.

Los 15 cortes de La Estanquera de Saigón están acompañados de un libro de 56 páginas con textos de Alberto Garzón, Shangay Lily y Pablo Iglesias, entre otros autores. Una prueba de que Los Chikos del Maíz no sólo hacen música; también estimulan el pensamiento.

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Los 8 mejores de Círculo 8 en 2014 | CÍRCULO 8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.