Un Tequila Sunrise para el fin de semana

51-Tequila_Sunrise

El tequila es una de las bebidas más contundentes que hemos probado. Son sólo 38º de graduación, pero unos cuantos chupitos –sobre todo si es de mala calidad- tienen un efecto demoledor para la cabeza y el hígado. Así que no es mala idea usarlo como base para un cóctel en lugar de atizarselo a palo seco. Y si se matiza con sabores cítricos y dulces, como en el Tequila Sunrise, mejor que mejor.

El Tequila Sunrise es un trago largo que empezó a prepararse en el Arizona Biltmore Hotel de Phoenix a finales de los años 30, aprovechando la creciente popularidad del tequila que llegaba del cercano México. Su nombre, “amanecer de tequila” en castellano, alude a la apariencia que toma cuando se sirve. El ingrediente más denso –la granadina, de color rojizo- precipita al fondo del vaso, mientras que el zumo de naranja queda encima, creando un espectro de colores que recuerda a los del amanecer.

-Para prepararlo necesitamos:
50 ml de tequila
15 ml de granadina
95 ml de zumo de naranja

-Preparación:
Verter el tequila y el zumo de naranja directamente en un vaso alto con cubitos de hielo. Añadir un chorrito de granadina para crear el efecto de color. No agitar. Decorar con una rodaja de naranja y una cereza.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.